Un error de cronometraje priva a Gatlin del récord mundial de 100 metros
La marca que realizó en Doha queda fijada en 9:77, la misma que posee Asafa Powell
Cuatro días después de que el estadounidense Justin Gatlin estableciera en Doha el récord mundial de 100 metros, los cronometradores de la reunión comunicaron a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) que habían cometido un error en su medición, lo que provocaba que la marca no era la correcta y había que añadirle una centésima. 9:77, el mismo registro que el jamaicano Asafa Powell marcó el 14 de junio del año pasado y que le convertían en el hombre más rápido sobre la tierra.

Según comunicó la IAAF, la empresa encargada del cronometraje, la empresa relojera suiza Tissot, cometió un error al dar por válido el tiempo de 9.76 y no el de 9.77. Y es que según los cronometradores helvéticos, el tiempo registrado por Gatlin en la prueba de Doha fue de 9.766 segundos, que fue anunciado como 9.76, nuevo récord mundial. Sin embargo, y según las normas de la IAAF, este tiempo debería haberse establecido en 9.77.

Gatlin deberá esperar para completar su trilogía de poder en la prueba reina de velocidad. Es campeón olímpico y mundial de la especialidad y pretendía batir la marca de su enconado enemigo para tener todo el poder en sus manos.

La cita para el enfrentamiento entre los dos hombres más veloces del planeta ya tiene fecha. El próximo 10 de junio ambos se encontraran cara a cara en la reunión de Gateshead en Inglaterra. Ambos llegaran a dicha cita con las garras afiladas. Gatlin, porque tendrá su orgullo herido después de la "afrenta" sufrida en Doha. Powell, porque tratará de demostrar que puede seguir siendo considerado como la auténtica "bala humana".

Desde luego están condenados a enfrentarse. Este año se han sucedido las casualidades en sus actuaciones. Antes de que Gatlin estableciera la marca anulada ayer, ambos atletas habían establecido la mejor marca del año, 9:95, el mismo día, pero con miles de kilómetros de distancia entre medio de sus dos exhibiciones.

La anulación del récord tendrá una consecuencia más dolorosa materialmente para Gatlin. Deberá devolver a la IAAF 100.000 dólares con que le había premiado por establecer una nueva plusmarca, además de los 30.000 que le otorgó la Federación de Qatar. Otro aliciente para la revancha.