Derivada de una función constante

 

Sea una función constante f(x) = C.

Su gráfica es, como se sabe, una recta paralela al eje de abscisas. Puesto que para cualquier valor de la abscisa su ordenada correspondiente es, constantemente, igual a C, si a es un punto cualquiera del campo de definición de f(x),

 

                            f(a + h) - f(a) = C - C = 0, por lo que

 

                    

 

 

Luego la derivada de una constante es siempre cero.