Para avanzar en el conocimiento de los números, hasta 99

 

¿Cuál viene ahora?

Averiguar cuál es el número que sigue a un número ya conocido, cuando no lo sepan o no estén seguros.

Por ejemplo: ¿Qué número sigue al 39?

Para encontrarlo se puede tipear: 39 + 1 =

Analogamente, pueden encontrar el número que antecede.

Por ejemplo: ¿Que número es anterior al 20?

Para encontrarlo se puede tipear 20 - 1 =

 

¡Aparecen todos!

Recorrer la serie de los números, leyendo cada uno.

Para ello tipear + 1 = = = = ... y en la pantalla irán apareciendo los números naturales, en orden creciente.

¿Hasta dónde pueden llegar, leyéndolos?

¿Pueden explicar cómo se van formando?

Esta actividad se puede complementar con un ábaco o un contador, para que los niños capten las regularidades existentes en la formación de los números, aunque todavía no sepan leerlos todos, ni descomponerlos en decenas y unidades.

De atrás pa' delante

Recorrer la serie de los números  en orden decreciente, leyándolos.

Para ello, tipear un número que se encuentre dentro del ámbito conocido, por ejemplo 30 y luego tipear - 1 = = = ...

En la pantalla aparecerá la serie de los números en orden decreciente, a partir del primer número tipeado.

Tratar de ir anticipando cuál será el próximo.

Dando saltos

Recorrer la serie de los números avanzando, por ejemplo, de 2 en 2.

Tipear + 2 = = = ... y en la pantalla irán apareciendo los números pares, en orden creciente.

En forma análoga, pueden avanzar de 3 en 3, de 5 en 5, etc ..., observando y leyendo los números que aparecen.

De diez en diez

Recorrer la serie de los múltiplos de diez.

Tipear + 10 = = = ...

Observar los números que aparecen en la pantalla, leyéndolos.

En forma análoga, se puede ejercitar la lectura de:

Los múltiplos de 100, tipeando + 100 = = ...

Los múltiplos de 50, tipeando + 50 = = ...

El dictado

El profesor descompone el 100 en dos sumandos.

Dicta estos números a los alumnos, pidiéndoles que los tipeen y los sumen.

Ejemplo:   37 + 63 =

En forma análoga, el profesor descompone el 1000 en dos sumandos y los dicta, para ejercitar la escritura de números de tres cifras.

A los niños que sistemáticamente tipean mal, conviene hacerles un dictado escrito, para descubrir el tipo de error que comenten.