Para ejercitar las descomposiciones multiplicativas

 

Del producto a los factores

El profesor escribe un número en el pizarrón y pide que busquen por tanteo, usando la calculadora, multiplicaciones de dos factores que den por producto ese número.

Ejemplo: 36

Los niños las encuentran y las anotan en su cuaderno:

36 = 4x9 = 3x12 = ..., etc

Eventualmente podrían buscarlas sistemáticamente, preguntándose: ¿Cuánto es 36 dividido por 2? ¿Y por 3?, etc. Si resulta un cuociente entero, anotan el cuociente como el divisor, como factores. Si el cuociente resulta decimal, lo descartan y no anotan nada.