Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar
en forma errónea es mejor que no pensar (Hipatia)
MENU
E. Parvularia E. Básica E. Media E. Superior E. Especial E. Rural PSU SIMCE Geometria Evaluaciones
Planificaciones Contenidos PPT Excel Proyectos Diccionario Olimpiadas Softwares Historia Biografías
MI APORTE
LIBROS
REVISTAS
ARTÍCULOS
CUENTOS
POEMAS
BLOGS
WEBQUEST
FOTOGRAFIAS
IMÁGENES
AUDIOS
VIDEOS
CINE
TEATRO
FILATELIA
ORIGAMI
BACHILLERATO
DEPORTES
MEDICINA
FRACTALES
ARTE
MÚSICA
IDIOMAS
CS. NATURALES
RELIGIÓN
AMOR Y SEXUALIDAD
MAT. COMERCIAL
PREMIO EUCLIDES
MEDALLAS FIELDS
ENLACES

PARTIDA COMENTADA

1. P4R,     ...

Las jugadas P4R  y  P4D son las más naturales y prácticas. Ambas tratan de situar las vigilancias del propio ejército hacia el centro del campo de batalla con el fin de dominar el mayir espacio posible. Hay que saber que el primer objetivo de una partida de ajedrez es conseguir el dominio del centro del tablero.

1. ...,     P4R

Lo mejor es hacer frente al enemigo, apresurándose a detener su avance. Las negras persiguen, al mismo tiempo, un objetivo similar al de su rival, es decir, el dominio del centro del tablero.

2. C3AR,     ...

Es muy útil, casi indispensable, que cada jugada tenga dos objetivos: uno "visible" y otro "oculto". El objetivo visible de esta jugada es atacar el Peón negro. El objetivo oculto es dominar el centro, actuando sobre las casillas 4D - 5R, sin contar con las casillas laterales 5CR y 4TR. No hay que decir que el objetivo "oculto" es el que realmente interesa.

2. ...,     C3AD

Defiende, desarrolla y domina el centro. He aquí las tres virtudes de esta excelente jugada. Cada movimiento, al empezar una partida, debe suponer el desarrollo de una pieza, pero es necesario armonizar esta ley del desarrollo en la apertura con las exigencias de la situación. Por eso, si al mismo tiempo de defender el amenazado Peón de Rey cubre el objetivo de dominar el centro y desarrollar la pieza, no hay duda de que esta jugada es la mejor.

3. A4A,     ...

El Peón de Alfil de Rey es el más débil de todos, ya que la única pieza que lo defiende es el propio Rey y éste debe preocuparse demasiado de sí mismo para estar pendiente de los demás. Por esta razón, es bueno "apuntar" con el Alfil a tan débil Peón. Con ello quedan cubiertos los dos objetivos que ya conocemos.

3. ...,     A4A

No hay que asustarse. Un buen lema para las negras. Podríamos repetir aquí los comentarios a la jugada anterior negra.

4. P4D,      ...

Las blancas se lanzan a una aventura que no puede comprenderse con facilidad por los que no conocen profundamente el ajedrez. Ofrecen un Peón sin que se sepa por qué. No hay que perder de vista, sin embargo, un detalle importante: las negras "han de perder un tiempo" al tomar el peón cedido, en tanto que las blancas has dejado vía libre a su Alfil de Dama. Estamos, pues, a la vista de un gambito cuyo objetivo es ganar tiempo, abrir vías de ataque y proyectar el entorpecimiento del desarrollo del enemigo.

4. ...,     PxP

5. 0-0,     ...

Asegurando la vida del Rey blanco y habilitando al mismo tiempo a la Torre para un posible ataque en la columna de Rey, de la que fue desplazado el peón negro. He aquí ya un poco visibles los efectos de la entrega del peón Blanco. Las blancas esperan, por otra parte, que su adversario trate de desarrollar para montar su ataque.

5. ...,     C3A

Con la idea de efectuar el enroque de inmediato, cosa que las blancas deben impidir, pues en tal caso de poco habría servido haber entregado un Peón.

6. P5R,     ...

Ahora el Caballo negro no sabe dónde ir para eludir el molesto Peón blanco. Saltar a 5CR o a 4TR tiene el inconveniente de permitir a las blancas la jugada 7. C5CR, con lo que el Caballo negro resultaría atacado por la Dama blanca al mismo tiempo que el Alfil en AD y el caballo en 5CD atacan conjuntamente el débil Peón negro de AR. Lo mejor, en vista de esto, será no pensar en la defensa, sino en el contraataque. Las negras meditan: "si mi rival me ataca una pieza, yo le ataco otra del mismo valor y en paz"

6. ...,     P4D

Se ha producido lo que llaman los teóricos el ataque Max Lange.

7. PxC,     PxA

8. T1R+,     ...

¡Pronto actúa la Torre! Indudablemente el enroque inmediato tiene grandes ventajas.

8. ...,     A3R

Cubriendo al rey del jaque y desarrollando una pieza. No se pierda de vista siempre el "doble objetivo"

9. C5C,     ...

Atacando el Alfil como objetivo "visible" y apuntando al Peón de Alfil de Rey al de Torre de Rey como objetivo "oculto"

9. ...,     D4D

Objetivo "visible": defender al Alfil. Objetivo "oculto": preparar el enrique largo.

10. C3AD,     ...

¡Curiosa y bien hallada jugada! Las negras pueden enrocar, puesto que tienen atacada la Dama; no pueden tomar el Caballo con el Peón, pues las blancas caerían sobre su Dama mediante DxD, ya que el Alfil negro está clavado con la Torre de 1R. Hay que perder un tiempo y éste es el objetivo "oculto" de las blancas, las cuales consiguen también el de desarrollar una pieza.

10. ...,     D4A

11. CD4R,     ...

Los dos Alfiles se hallan atacados por la Caballería blanca. Un axioma de ajedrez dice que "la amenaza vale más que la ejecución". Las negras no saben qué defender con preferencia.

11. ...,     A1AR

12. CxPA!,     ...

¡Una gran jugada! Objetivo visible: atacar la Torre. Objetivo oculto: evitar el enroque. No se pierde pieza como se ve por la continuación de la partida.

12. ...,     RxC

Las negras se despiden para siempre del codiciado enroque y ya tienen a su Rey sin poderse mover del centro del tablero. Si 12. ...,AxC?; 13. C6D+, ganando la Dama.

13. C5C+,     ...

Al dar jaque se ataca también al Alfil, que resulta amenazado asi mismo, por la Torre, con lo cual carece de defensa.

13. ...,     R1C

El Rey negro se ha encerrado voluntariamente y de ahora en adelante todo el pensamiento de las blancas girará en torno a esa idea: "hay que sacar provecho de la prisión del Rey negro".

14. P4C,     ...

El atractivo del ajedrez reside en hallar jugadas realmente hermosas, jugadas que unan a su gran efecto práctico verdadero efecto artístico.

14. ...,     DxP(6AR)

Las negras no podían tomar el Peón de Caballo, pues recibirían mate de la siguiente forma: 14. ..., DxPC+; 15. DxD, AxD; 16. P7A mate.

15. TxA,     ...

Es ahora cuando se aprecia la ventaja de la jugada anterior del blanco (14 P4CR): en la captura del Alfil, las blancas no pierden tiempo alguno, porque atacan a la Dama negra, quien tendrá que ponerse a salvo.

15. ...,     D1D

Esta jugada no puede meditarse mucho porque es única; no hay otra casilla disponible para la Dama negra. Aquí no es posible cubrir más que un objetivo y esto es lo triste.

16. D3A,     ...

Parece que las blancas "se han quitado la careta" y se lanzan abiertamente a dar mate al Rey negro. Sin embargo, todavía existen objetivos "ocultos", como podemos ver enseguida.

16. ...,     D2D

Para evitar el mate en 7A.

17. T7R!!,     ...

Aquí está el objetivo oculto. Dijimos antes que las blancas girarían su pensamiento en el hecho de hallarse encerrado el Rey negro. Efectivamente, no han dejado de pensar en la manera de alcanzar la victoria por este hecho. Obsérvese que las blancas pueden dar mate con sólo jaquear al Rey en la diagonal blanca, ya que la cubierta en 2AR no es posible por estar esta casilla dominada por el Caballo blanco.

17. ...,     C4R

Tanto si toman la Torre con el Alfil como con la Dama, las negras reciben mate, ya que si 17. ..., AxP, la Dama blanca cae sobre el Rey negro en 7AR, y si 17. ..., DxT, la Dama blanca mata en la casilla 5D. Con esta jugada el negro trata de obtener compensación en la entrega del Caballo para ganar un tiempo y poder respirar un poco.

18. TxC,     ...

Materialmente, las blancas han ganado ya, pues tienen una pieza de ventaja.

18. ...,     P3TR

Abrumadas por el peso del ataque enemigo, las negras no ven que esta decisión no soluciona nada, puesto que no impide que el blanco ponga nuevamente en ejecución su idea, ya que el Rey negro carece de salida por 2T por estar tomada la casilla por el Caballo blanco.

19. T7R,     Abandonan

Las negras, en el mejor de los casos, pierden la Dama, por lo que es inútil la lucha.