OBJETIVOS DEL PROGRAMA DE EDUCACIÓN RURAL

1. Mejoramiento sistemático en amplitud, profundidad y relevancia de los aprendizajes en las competencias culturales correspondientes a los sectores del currículo nacional, en torno a los ejes del dominio de la lengua oral y escrita y el pensamiento matemático.

1.1. Más y mejores aprendizajes para todos los niños y niñas.
El núcleo del esfuerzo del Programa de Educación Básica Rural es asegurar aprendizajes de calidad para todos los niños y niñas que estudian en las escuelas rurales.
1.2. Altos Estándares de calidad para todas las escuelas rurales.
Mejoramiento de los procesos pedagógicos y de gestión de las escuelas básica rurales para el logro de resultados de aprendizaje satisfactorios de alumnos y alumnas, en conformidad a las exigencias curriculares del sistema educativo nacional.

2. Avanzar en la Reforma Curricular implementando el nuevo currículum.
El currículum es el mapa, la carta de navegación de la experiencia formativa que el Programa de Educación Básica Rural quiere dar a los alumnos, pero no es la experiencia pedagógica en sí. El currículum es también la definición de los objetivos de aprendizaje que se espera alcancen todos los estudiantes, pero no es el aprendizaje. El currículo debe ser llevado a la práctica por cada profesor y cada profesora, en cada clase, con cada alumno, de otro modo el currículum sólo será "letra muerta".

3. La Reforma en el aula.
Desarrollo de la capacidad de iniciativa pedagógica para aprendizajes de calidad en las escuelas básicas rurales, a través de mecanismos descentralizadores efectivos.

4. Una gestión efectiva, mayores compromisos y más responsabilidad.
Desarrollo de la capacidad de gestión para los aprendizajes de calidad en las escuelas básicas rurales, a través de mecanismos descentralizadores efectivos.

5. Fortalecer las capacidades profesionales de los directivos y los docentes: el cambio de las prácticas pedagógicas.

Incremento de la capacidad de emprender de los directivos y docentes en sus escuelas, posibilitando la innovación permanente en los procesos de enseñanza/aprendizaje.

6. Más compromiso y espacios para participar en la educación rural.
La Reforma Educativa, aunque se hace en la escuela, es un proceso de cambio social y cultural que va más allá de ella. Son las demandas sociales, las expectativas de las familias, el futuro de niños y niñas de alcanzar una vida mejor. Es necesario canalizar toda esa energía social en la educación de los niños y niñas rurales.

7. Involucrar y oír más a las familias.

Participación efectiva de las familias en la formulación de los Proyectos Educativos Institucionales y en las actividades del Plan de Acción de cada escuela rural.

8. Particular atención a los párvulos que se incorporan a las escuelas rurales.
El Programa de Educación Rural ha aumentado la cobertura de la Educación Parvularia hasta llegar actualmente a 1.226 niños y niñas en Primer Nivel de Transición y a 4.497 párvulos en Segundo Nivel. Esto supone un enorme esfuerzo por dar cobertura a las zonas rurales, en donde se concentra actualmente la mayor parte de las carencias en este aspecto, así como por promover el conocimiento y la adopción de las nuevas Bases Curriculares de la Educación Parvularia, como eje del mejoramiento de la calidad de los aprendizajes de los párvulos.

9. Preocupación por los niños y niñas con necesidades educativas especiales.
A las escuelas rurales acuden todos los niños y niñas de cada localidad y todos son incluidos en las actividades escolares, teniendo en cuenta sus diferencias socioculturales y sus disposiciones particulares para los aprendizajes.

10. Educación y Capacitación Permanente para seguir aprendiendo toda la vida.
Los recientes resultados sobre el nivel lector de la población adulta, nos muestran cifras preocupantes: la mitad de nuestra población adulta se encuentra en niveles de alfabetización considerados elementales y si se considera el nivel de lectura estimado mínimo para desempeñarse competentemente en el mundo contemporáneo, urge abrir “segundas oportunidades” de formación para los padres y madres de los escolares rurales, así como de otros adultos próximos a las escuelas, que dejaron prematuramente el sistema escolar.

11. Materiales pedagógicos para reforzar el aprendizaje.

Lograr que todos los alumnos y alumnas de las escuelas dispongan oportunamente de los materiales pedagógicos que el Mece Rural ofrece para sus aprendizajes y que efectivamente se utilicen en forma adecuada en el trabajo de aula.

Los recursos de aprendizaje se conciben como herramientas de apoyo al docente, para facilitar a los alumnos el aprender haciendo y experimentando, para poner en práctica los conocimientos que han ido asimilando, para proporcionar una instancia de acercamiento y contacto directo con el saber. Además, posibilitan el intercambio, el trabajo colaborativo e individual. Al respecto, estos propósitos metodológicos son los que propicia la reforma curricular y han sido históricamente abordados por el Programa de Básica Rural.