El Glotón

Danny Perich C.

 

 

Como mi hambre aumentaba,

decidí un sandwich preparar,

a mi pan coloqué 1/8 de queso

y 1/8 de mortadela además.

 

 Como aún me pareció pequeño,

3/8 de queso decidí agregar

y como si esto fuera poco,

de mortadela, 1/8 más

 

¡Si vieran la tremenda boca

que tuve que abrir para tragar!

y como es lógico, más tarde,

el dolor de estómago me hizo llorar.

 

Es que calculen la cantidad

de queso y mortadela, y entenderán

que vale más ser medido en la vida

porque todo exceso hace mal.