Consistencia interior

manuyclaudia@mixmail.com

Tengo miedo a los demás, al qué dirán, a que me miren... soy demasiado agresivo y sensible a la vez y tengo que beber para ser yo mismo.

Un joven de 19 años me ha escrito una carta en la que resume los problemas que más le inquietan:

  • -Tengo miedo a los demas, al que dirán, a que me miren.

  • -si me miran, intento fingir y aparentar lo que no soy.

  • -no sé tratar a las chicas, pero de verdad las adoro.

  • -no tengo iniciativa y soy demasiado agresivo y sensible a la vez.

  • -tengo que beber para ser yo mismo.

  • -soy demasiado nervioso e impaciente.

  • -no cojo el autobus ni voy al cine porque me da verguenza.

  • -lo peor de todo es que doy la imagen de ser normal y miento.

  • -alguna vez he pensado en desaparecer, en dejar esta vida.

  • -siempre trato de parecerme a alguien y tener personalidad y pienso: ¿qué haria él en este caso? Pero enseguida me confundo y no me encuentro a mí mismo.

Si nos fijamos atentamente en cada una de las "pinceladas" conque nos has pintado tu propio autoretrato psicologico, descubriremos que el dominador común es la tremenda inseguridad, la falta de consistencia interior, de autoestima, de entereza.

¿Por qué tienes tantos miedos y vives pendiente de lo que los demás puedan pensar, decir, opinar o criticar?

Porque desde niño hasta hoy, a tus 19 años, has ido creciendo convencido de que no es posible controlar tus emociones y sentimientos.

Lo primero que debes aprender es lo que tu sientes de ti mismo y sobre ti mismo no son simples emociones que te suceden así, por las buenas.son reacciones que tu solito eliges tener. Por mas que te resistas a creerme, debo decirte que emprenderas el camino seguro de la consistencia interior, de la plena autonomia e independiencia psiquica, el dia en que todas esas emociones negativas y autodestructivas que me has enumerado con todo detallelas consideres no como condiciones de tu vida sino como opciones. Por tanto, tú puedes elegir para ti, como unica opcion posible, una vida feliz o una vida desdichada.

Si decides vivir tu vida como los demas piensen que deberias vivirla y te convences a ti mismo de que lo que pueda decir, pensar u opinar sobre ti esta o aquella persona, es más importante y determinante que lo que tu pienses de ti mismo, tú solo labras cada dia tu propia desgracia. ¿Por qué? Porque tus propios pensamientos negativos, derrotistas y destructivos y sensaciones del mismo signo, son los que te hacen desgraciado y no te dejan levantar cabeza.

En segundo lugar, debes saber que todos los sentimientos de autoculpa, de frustración, de minusvaloración, de desgracia, de inseguridad, etc. Que se desencadenan en ti de forma automatica los aprendistes hace mucho tiempo y son parte de ti, impregnan todas tus acciones y tu comportamiento diario. Pero, lo mismo que las aprendiste, puedes desaprenderlas y aprender otros sentimientos positivos de autoestima, de superación de ti mismo, de autoconfianza, etc. Tienes que estar convencido de que es facil desaprender pensamientos y sentimientos de inseguridad, de consistencia interna y de esperanza...

Sin este "acto de fe" en tus posibilidades, no puedes pasar al tercer punto, que es el decisivo. Hasta ahora sabes que has aprendido a pensar en forma negativa y destructiva sobre ti mismo, y los pensamientos te han llevado inexorablemente a sentir de forma negativa. ¿Cómo salir de esta espiral en que estás metido? Mediante un simple acto de tu voluntad que decide "pasar a la acción" positiva en forma discreta sin importarle para nada que los pensamientos y sentimientos no sean favorables.

El tercer punto es, por tanto: conferirle plenos poderes a tu voluntad y que esta provoque de inmediato las acciones y conductas positivas de autoconfianza, ilusión, seguridad y entereza. La formula mágica con la que se lleva a cabo este cambio es actuar como:

A) No te importa en absoluto la opinión de los demás sobre ti.

B) Tuvieras una gran confianza y seguridad en ti mismo.

C) Nada ni nadie te pudiera hacer daño sin tu consentimiento.

Sé que estás diciendo: Si sólo vivo pendiente del "qué dirán", ¿no le parece absurdo que obre como si no me importara? Si no tengo seguridad y confianza en mí mismo, ¿no le parece que me engaño a mí mismo y soy un falso comportándome como si fuera una persona segura y con alta autoestima? Pues no eres un falso ni te engañas a ti mismo, porque deseas ser positivo, seguro y libre de lo que puedan pensar de ti los demás, y desear algo bueno para ti no es engañarte.

Lo que sucede es que la única forma de cambiar tus pensamientos y sentimientos negativos y destructivos es mediante la acción. A fuerza de comportarte "como si" fueras sociable, simpático, valiente, seguro etc., despertarás en ti sentimientos semejantes y pensamientos también de seguridad, simpatía y confianza en ti mismo. Estos sí funciona y te ayuda a ser tu mismo, pero emborracharte para ser tu mismo es un disparate.