EL ROBO AL SEÑOR PARDO

 

El señor Pardo me mostró la ventana que había sido forzada por el ladrón.

No había roto el vidrio, pero la había abierto por la fuerza con algún tipo de palanca de hierro.

Le dije: -vayamos afuera y veamos si podemos encontrar algo allí.

El señor Pardo me guió por la puerta trasera hasta la ventana que había sido forzada.

Buscando entre los arbustos, bajo la ventana, encontré un destornillador grande, al parecer al herramienta usada para forzar la ventana.

- Oh, es mío - señaló el señor Pardo. Lo pondré abajo.

Después el señor Pardo me llevó a través de la casa, enumerándome todo lo que le habían robado.

- Sumando el valor de las joyas robadas a mi esposa, el televisor, el DVD y todo lo demás, suma unos 2 millones de pesos. Por suerte estoy asegurado.

- ¿Se llevaron algo del sótano, señor Pardo? - pregunté.

- No, en eso tuve suerte. Tengo muchas herramientas valiosas allá abajo, pero el ladrón no bajó, además tengo el sótano con llave. Parece que sabía lo que quería y se ocupó sobre todo de las joyas costosas - fue su respuesta.

No tuve dudas y se lo dije: - Señor Pardo, estoy seguro de que usted robó las joyas y las demás cosas de su casa.

¿Puedes decir cómo lo deduje?

SOLUCIÓN