LA BOMBA

Cuando el Departamento de Acción Antiterrorista llamó para concertar un encuentro en forma inmediata, no sospechaba que en breves momentos me encontraría a un paso de la muerte.

El Jefe del Departamento, el señor Zurita, me informó que un terrorista había colocado una bomba a la entrada de un edificio de gobierno y que era imposible desalojarlo sin el peligro de activarla.

No entendía qué tenía yo que ver con desactivar una bomba, pero muy pronto se me aclaró.

- El terrorista nos dejó esta carta, leala por favor - me señaló Zurita.

Si quieren salvar la vida de sus gobernantes, descifres la clave... si es que pueden, ja, ja, ja, ja....

Si el interruptor A está en posición 1, entonces F también debe estarlo
Si el interruptor A está en posición 0, entonces J debe estar en 1
Si el interruptor C está en posición 1, entonces D debe estar en 0
Si el interruptor B está en posición 0, entonces F debe estar en 1
Si el interruptor E está en posición 1, entonces A y C deben estarlo también.
Si los interruptores C o F estan en posición 0, entonces G también debe estarlo.
Si B o J están en posición 1, entonces el interruptor D también tiene que estar en 1.
Los interruptores H y J deben estar siempre en posiciones diferentes.
Los interruptores D y I no deben estar nunca en posiciones diferentes.

Nos vemos en el infierno.

No me simpatizó para nada la gracia de este asesino y de inmediato me dirigí hacia la bomba para intentar desactivarla.

Allí comprendí que el terrorista no era muy inteligente porque en algunos minutos ya estábamos todos fuera de peligro y con la bomba dormida para siempre.

Todos me abrazan y felicitaban, aunque lo único que tuve que hacer fue determinar la posición en que había que poner los interruptores y eso fue muy simple.

SOLUCIÓN