Sector Matemática Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar
en forma errónea es mejor que no pensar (Hipatia)
E. Parvularia E. Básica E. Media E. Superior E. Especial E. Rural PSU SIMCE Geometria Evaluaciones
Planificaciones Contenidos PPT Excel Proyectos Diccionario Olimpiadas Softwares Historia Biografías
Cargando cuadro de búsqueda...
LIBROS
REVISTAS
ARTÍCULOS
CUENTOS
POEMAS
BLOGS
WEBQUEST
FOTOGRAFIAS
GIFS
AUDIOS
VIDEOS
CINE
TEATRO
FILATELIA
ORIGAMI
BACHILLERATO
DEPORTES
MEDICINA
ARTE
MÚSICA
IDIOMAS
CS. NATURALES
RELIGIÓN
AMOR Y SEXUALIDAD
MAT. COMERCIAL
PREMIO EUCLIDES
MEDALLAS FIELDS
ENLACES

EL DETECTIVE GARCÍA

Mi nombre es Diego Garcia Valdés, soy detective privado y no es vanidoso reconocer que soy el mejor. Y esto no es producto de la casualidad, desde pequeño me interesaron los enigmas, problemas de ingenio y de pensamiento lateral, y no dejaba de trabajar en ellos hasta que lograba solucionarlos. Con el tiempo se me convirtió en una manía, pero también en
un signo de superioridad: mi lógica iba más allá del común de la gente. Y así comenzó mi fama, con la resolución de pequeños enigmas que mis compañeros de colegio me proponían y que luego pasó a mis profesores, en especial al de matemática, que por todos los medios, intentaba verme desolado al no poder solucionar alguno de sus problemas propuesto. Aún recuerdo su sonrisa maliciosa cada vez que me presentaba un nuevo dilema, pero siempre tuvo que fruncir el seño y reconocer que yo era imbatible. Algunos que recuerdo y que hoy te desafío a resolverlos, son:

La contraseña: No todo lo que parece, es. Cuidado con las conclusiones.
La cebra: Muchas pistas pueden complicar en vez de ayudar.
Los detectives: Cada caso con su detective y su respectivo sospechoso.
Las ampolletas: Tuve que poner mi razonamiento e ingenio al máximo para resolverlo.
Oro robado: Parece imposible de resolver, pero no para el detective Diego Garcia.
El libro: El actuar sin pensar puede llevar a agravar una falta.

Mi primer gran caso, y que me hizo conocido en toda la Comunidad donde vivo, fue el que se publicó en el diario "La Verdad". Un caso bastante complicado y que tenía a toda la policia de cabeza tratando de resolverlo. Después de leer y ver en televisión el caso y algunas de las declaraciones de testigos y familiares, me dirigí a la policia para señalarles quien había asesinado a Don Ivo Rendic, destacado hombre de empresa de mi Región. Gracias a que algunos detectives ya conocían de mi pretigioso razonamiento, verificaron mi lógica y en pocas horas ya se tenía al culpable entre rejas. Al día siguiente aparecí en primera plana de "La Verdad" y ya no hubo dudas: sería detective.

Y una de las primeras cosas que hice fue comenzar a estudiar la inigualable lógica investigativa de los más famosos detectives del mundo y a leer sus múltiples casos resueltos, que me producían un gozo interior muy difícil de explicar. Me maravillaron las extraordinarias historias de Sherlock Holmes y ahora las comparto contigo:

Estudio en Escarlata (112 Kb)
El signo de los cuatro (110 Kb)
Las aventuras de un escandalo en Bohemia (27 Kb)
La aventura de la Liga de los pelirrojos (29 Kb)
La aventura de un caso de identidad. (24 kb)
La aventura del misterio del valle de Boscombe. (27 Kb)
La aventura de las cinco semillas de naranja (23 Kb)
La aventura del hombre del labio retorcido (25 Kb)
La aventura del carbunclo azul (24 Kb)
La aventura de la la banda de lunares (29 Kb)
La aventura del dedo pulgar del ingeniero (24 Kb)
La aventura del solteron aristocratico (24 Kb)
La aventura de la diadema de Berilo. (28 kb)
La aventura de la finca de Copper Beeches. (30 kb)
La estrella de plata (28 Kb)
La cara amarilla (22 Kb)
El escribiente del corredor de bolsa (29 kb)
La "Gloria Scott" (23 kb)
El ritual de Musgrave (21 Kb)
El jorobado (20 Kb)
El enfermo interno (19 Kb)
El interprete griego (21 Kb)
El tratado naval (39 kb)
El problema final (24 kb)
El Hidalgo de Reigate (23 kb)
El sabueso de los Baskerville (518 Kb)
La aventura de la casa vacia. (26 Kb)
La aventura del constructor de Norwood. (25 Kb)
La aventura de los bailarines. (38 kb)
La aventura de la ciclista solitaria. (22 Kb)
La aventura del colegio Priory. (31 Kb)
La aventura del "Negro" Peter. (27 kb)
La aventura de Charles Augustus Milverton. (25 kb)
La aventura de los seis Napoleones (21 Kb)
La aventura de los tres estudiantes. (20 Kb)
La aventura de las gafas de oro. (44 kb)
La aventura del tres cuartos desaparecido. (35 Kb)
La aventura de Abbey Grange. (27 kb)
La aventura de la segunda mancha. (29 kb)
La aventura de la caja de Carton. (26 kb)
La aventura del círculo rojo. (22 kb)
La aventura del detective agonizante. (18 kb)
La aventura del cliente ilustre. (59 kb)
La aventura del soldado de la piel decolorada. (43 kb)
La aventura del vampiro de Sussex. (19 Kb)
El problema del puente de Thor. (28 kb)
La aventura de la inquilina del velo. (106 kb)
La aventura de Shoscombe Old Place. (19 kb)
La aventura del fabricante de colores retirado. (19 Kb)

Hoy, gracias a la publicación de mis éxitos de investigación en diarios, revistas e Internet, ya soy reconocido en todo el mundo y continuamente debo viajar para solucionar los más curiosos, extraños y complicados casos.

Te invito a conocer algunas de mis investigaciones y a resolverlas como en algún momento yo lo hice. Tal vez esto te motiven a ser un detective tan famoso y prestigiado como lo soy hoy yo: Diego García.

Club de los mentirosos: Un asesinato rodeado de mentiras.
Robo al señor Pardo: A veces un simple detalle puede ser la clave para resolver un caso.
El funeral: Un terrible crimen y un desenlace tétrico.
La bomba: Un terrorista quiere volar un edificio y hay que evitarlo con mucho ingenio.
El meteorito: Puede destruir la vida en la Tierra y todo depende de unos guantes.

Para resolver:

Asesinato anunciado: Un mensaje en Internet y un misterioso crimen.
El detalle: Una máscara para el asesino y el asesinado.

Visita la página de la Policia de Investigaciones de Chile y conoce el funcionamiento de esta destacada institución que lucha contra el crimen.

VISITA TAMBIÉN:

LABORATORIO DE CRIMINALISTICA CENTRAL